Alberto Fernández confirmó el bono de $8.000 para jubilados que cobran la mínima

Economía 16 de diciembre de 2021 Por Artista Invitado
“Es para que pasen una buena Navidad y un buen fin de año”, sostuvo el Presidente en un acto en Casa Rosada.
437544
alberto fernandez tucuman

Luego de conocerse que el Gobierno otorgará un bono de 8000 pesos para los beneficiarios de jubilaciones mínimas, el presidente Alberto Fernández oficializó el anuncio durante un acto en la Casa Rosada junto a la titular de la Anses, Fernanda Raverta.

“A todos los que cobran la jubilación mínima, entre el 20 y el 23 van a recibir un bono de 8000 pesos para que pasen una buena Navidad y un buen fin de año”, afirmó el primer mandatario, en una actividad con una organización diferente a la usual, donde se sentó en una de las mesas redondas que se dispusieron al estilo de una fiesta. En otra estuvo el ministro de Economía, Martín Guzmán, una figura clave en estos días donde el Congreso debate el presupuesto para el 2022 confeccionado por su cartera.

“Esto es solo lo que les corresponde y lo que podemos hacer desde el Estado por ustedes. Terminemos este año un poquito más aliviados. Vamos en el camino correcto y vamos a insistir hasta que los jubilados tengan una jubilación digna”, sostuvo el primer mandatario.

Es que tanto él como Raverta se mostraron satisfechos con el impacto en los haberes jubilatorios derivados de la nueva fórmula de movilidad que aplicó el Frente de Todos y que dejó de lado aquella implementada durante la administración macrista, pero el Presidente dijo estar inconforme con el monto de la mínima, de 29.061 pesos. Por ello, se comprometió a “recuperar el ingreso real” de los jubilados.

“Estamos trabajando por eso, estamos contentos con Fernanda cuando vemos que la fórmula nos permite ganarle a la inflación y que vayan recuperando el ingreso real. Es cierto que pasamos de una mínima de 14.000 a una de 29.000. Pero no estoy conforme, porque soy consciente que es poca plata y necesitamos ir mejorando el ingreso. Les pido que tengan plena seguridad de que vamos a seguir trabajando para que el ingreso de los jubilados sea digno, para que les permita vivir con tranquilidad”, planteó.

“Hasta tanto vamos a ir remediando las cosas como podemos”, admitió Fernández, que enfocó esa definición en el peso que la deuda externa tomada por el expresidente Mauricio Macri tiene sobre su administración.

Mientras que el Gobierno intenta alcanzar un acuerdo final con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el mandatario hizo alusión al ministro de Economía, que lo miraba atentamente sentado junto a un grupo de nuevos jubilados. “Tenemos la deuda esta... Martín, pobre, lidiando todos los días con acreedores. Se hace difícil tomar decisiones que uno quisiera tomar y no tiene con qué”, comentó.

El Presidente se refirió también al impacto de la pandemia sobre la distribución del ingreso. Dijo que la crisis sanitaria generó “una mayor concentración de la riqueza en los sectores poderosos del mundo” y que esto último es “más notorio” en América Latina.

“Tenemos que permitir que el ingreso se distribuya de modo más equitativo. No es posible que en un momento en que la Argentina crece al 10% -y Martín tiene mucho que ver con ese crecimiento-, no llegue a todos por igual. Esas ganancias quedan concentradas en manos de unos pocos y seguimos distribuyendo pobreza en muchos. Hay que cambiarlo. Es el primer objetivo que tengo en la cabeza a cambiar el año que viene, venimos pensando con Martín cómo encararlo para que todos disfrutemos del crecimiento, no algunos”, planteó Fernández, que indirectamente ratificó la presencia de Guzmán en su Gabinete para 2022 y que expresó: “Si el crecimiento no llega a todos, no es un buen crecimiento. Tiene sentido si es igualitario”.

Además de presentar el bono, Fernández entregó la jubilación 50.000 por el reconocimiento de aportes de tareas de cuidado, una medida destinada a mujeres en edad de jubilarse, que sean madres y que no lleguen a los 30 años de aportes. Estas personas quedaron habilitadas desde julio para sumar años por cada hijo o hija.

El Presidente también otorgó la jubilación anticipada número 2000, una decisión que se oficializó en octubre con el objetivo de que hombres entre 60 y 64 años y mujeres entre 55 y 59, desocupados al 30 de junio de este año, con 30 años de aportes registrados, puedan jubilarse en la actualidad. De esa manera se les garantiza la cobertura social y el 80% del haber hasta que cumplan la edad jubilatoria requerida y estén aptos para recibir el 100%, de forma automática.

Te puede interesar