Una mujer fue a la cárcel para hablar con el asesino de su padre

Policiales 21 de diciembre de 2021 Por Artista Invitado
Tuvieron una larga charla en la cuál el hombre le contó quien le había encargado matar a su padre en 2005.
pechito-mdq1jpg
juicio batan

Betiana Cinalli, de 38 años, decidió ir a charlar con Omar “Pechito” Luján Ibarra, el asesino de su padre a la cárcel de Batán, en Mar del Plata. El hombre disparó hace ya 16 años por encargo a César “El Loco” Cinalli, padre de Betina, en un campo de Juan N. Fernández.

A partir de una nota publicada por el medio LA CAPITAL en 2019, en la cual por primera vez Luján Ibarra habló del crimen que le valió una perpetua, Betina decidió que lo visitaría. El encuentro fue en la cárcel de Batán y contó con el aval del Juzgado de Ejecución de la pena, del Servicio Penitenciario, del Ministerio de Justicia de la provincia y del propio condenado a prisión perpetua.

“No te puedo perdonar porque no soy quien para perdonar o no… no soy yo la que te perdone”, le dijo la mujer y él con los ojos llorosos y le respondió: “En el juicio vos me preguntaste ‘¿por qué?’ y yo no pude contestar. Por eso acepté está reunión. Ahora estoy acá a disposición de tu familia para contarles todo, y si me quieren pegar un tiro, peguenmeló, me lo merezco”.

Y continuó: “Pido mil disculpas aunque sé que con eso no hago nada, pero estoy dando la cara, y también sé que encontré a Dios que ya me perdonó”.

En 2019, Cinalli vio la charla del diario con Luján Ibarra , que era parte de una serie de notas a condenados a prisión perpetua en la cárcel de Batán y que se acababa de publicar. Por primera vez escuchaba la voz del asesino de su padre. “El Loco” Cinalli había sido asesinados a tiros en 2005 por quien estaba ahora allí en la pantalla y que explicaba, cómo y por qué lo había hecho. En dicha entrevista el hombre que llegó a decir “me convertí en una mierda, en lo que nunca fui, un asesino”.

Betiana escribió un largo comentario en el sitio web del diario LA CAPITAL –lo mismo hizo su hermano Matías-, en el que agradecían la publicación pero querían saber toda la verdad de porque habían mandado a matar a su padre.ar nombres.

Un hombre había sido llevado a juicio tiempo después de la perpetua a Luján Ibarra acusado de ser el instigador del crimen que conmovió la pequeña localidad de Juan N. Fernández pero la Justicia lo absolvió: dijo que no había prueba suficiente y que debía valorarse en su favor el beneficio de la duda.

Luján Ibarra le contó con detalles cómo fue que mató en aquella noche de invierno a César Cinalli. Narró cómo llegó al campo, cómo esperó en la tranquera y cómo disparó. No una, sino varias veces.

“¿Quién fue el que te pidió que mataras a mi papá?”, preguntó la mujer. Luján Ibarra le dio por primera vez nombres, apellidos, lugares, condiciones, todo con una precisión absoluta.

“No sé si servirá a la Justicia, pero es todo lo que puedo hacer. Yo hablo con Dios…, cuando estaba internado le dije que no podía ser así, que hay cosas inconclusas que debo aclarar. Yo estuve grave, por una enfermedad hace poco, y entendí que me salvé gracias a Dios y que yo debía hablar. No me importa nada, ahora quiero hablar. Yo quité una vida por algo sin sentido, fui y maté a una persona con la que yo no tenía ningún problema, no lo puede entender. Me convertí en un asesino. Cargo con esto todos los días y si no abrí la boca antes fue porque estuve amenazado. Tengo guardadas las cartas que me mandaban para que no hable”, dijo Luján Ibarra.

Betiana se llevó el compromiso de Luján Ibarra para hacer un video, para presentarse ante la Justicia si es posible. “Era mi necesidad entender el porqué de cada cosa. Yo siento de esta manera, no tengo el mismo rencor que pueden tener en mi familia y que lo entiendo, pero yo no tengo esa bronca, necesitaba hablarlo. Vos le quitaste la vida a mi papá ahora te pido que me ayudes a que la verdad se conozca”, aseguró.

Te puede interesar