Fue a un boliche y la drogaron con burundanga: sufrió convulsiones y parálisis por más de dos horas

Mundo 06 de agosto de 2021 Por Artista Invitado
El caso, que es investigado por la policía local, ocurrió en un boliche del condado de Essex, en Reino Unido. La joven había salido a bailar con su hermana. Aceptó un trago de un desconocido, lo que le provocó una perdida de su capacidad motora, ya que la bebida contenía drogas y medicamentos.
millie-taplin-joven-paralizada-por-una-droga-en-un-bar-de-reino-unido-900x485_x1x_1_crop162827547760

Una joven inglesa fue drogada con una bebida que contenía una droga similar a la escopolamina, más conocida por su nombre popular, la "burundanga", y tuvo terribles convulsiones y parálisis. La madre publicó el video en el que se ve el momento en que la chica tenía terroríficos espasmos. La idea de la mujer era concientizar sobre las drogas y los cuidados a la hora de aceptar tragos de personas desconocidas.

La adolescente de 18 años, que vive en Southend, en Essex, Reino Unido, se llama Millie Taplin y había ido a bailar por primera vez hace unas semanas. Pese a que todo iba bien , la joven tuvo que ser llevada de urgencia después de tomar un trago que le ofreció un hombre en la barra del boliche de nombre Moo Moo.

Al dar los primeros sorbos de una bebida que le habían comprado comenzó a sentirse “acalorada y enferma”, por lo que les dijo a sus amigos que necesitaba ir afuera a tomar aire. Una vez salió, su visión se nubló, por lo que su hermana, que estaba con ella, la tuvo que llevar de inmediato a un hospital. “Realmente no podía caminar por lo que tuvieron que darme una silla de ruedas. Intentaba mover mis piernas, pero no podía", relató la joven a los medios locales”.

“Fue realmente aterrador. En mi cabeza estaba allí, pero en mi cuerpo no lo estaba. Nunca me había sentido así. Estaba en tal estado cuando llegué. Estaba tan asustada. No quiero volver a pasar por eso nunca más. Fue horrible”, sentenció la joven.

Millie finalmente fue dada de alta del Hospital Southend alrededor de las 3.30, luego permanecer más de dos horas con terribles convulsiones. Según ella, la experiencia traumática la llevo a replantearse si alguna vez querrá volver a ingresar a un boliche.

Ahora, la madre de Millie, Claire, de 48 años, compartió el perturbador video de su hija convulsionando en una cama de hospital con el fin de advertir a las niñas que nunca acepten una bebida de ninguna otra persona.

"Los médicos creen que mi hija recibió dos medicamentos: uno para paralizarla y otro para noquearla", destacó la madre en diálogo con el medio local Sky News. "Nunca había visto algo así. Millie estaba al tanto de lo que estaba sucediendo, pero no podía hablar. Fue horrible, parecía poseída", destacó.

Por su parte, la policía de Essex investiga el caso, para dar con el hombre que drogó a Millie. En tanto, el club reiteró que sugiere a sus clientes no aceptar bebidas de desconocidos. El noticiero Essex Live había denunciado varios casos similares en ese boliche a principios del 2019 y contaba que había muchas chicas que se descomponían en los baños, y que perdían y recuperaban el sentido de forma repentina.

IMÁGENES SENSIBLES

Te puede interesar