Femicidio en Salta: ¿Cómo era la relación entre la mujer policía asesinada y su pareja, principal sospechoso?

Policiales 13 de octubre de 2021 Por Artista Invitado
Carlos Paz, hermano menor de la víctima aseguró que Nicolás García era "muy celoso" con su hermana, ya que "la llamaba cada veinte minutos".
femicidio_x1x_1_crop1634166548762.png_1734428432

El cuerpo sin vida de Gladys Paz, fue encontrado acribillado a balazos tendido sobre la cama de la vivienda que compartía junto a su pareja y padre de su hijo de dos años, Nicolás García, principal sospechoso del femicidio, quien hasta el momento se encuentra prófugo.

La pareja que alquilaba una vivienda en la ciudad salteña de Rosario de la Frontera, se había conocido hacía dos años y medio cuando eran compañeros de camada de la Policía de Salta, y al poco tiempo de comenzar la relación tuvieron un hijo.

Carlos Paz, hermano menor de la víctima, quien no sale de la conmoción, en diálogo con el portal de noticias cronica.com.ar, aseguró que García era "muy celoso" con Gladys. "La llamaba cada veinte minutos. Cuando era así ella dejaba que suene el celular y no lo atendía", contó a este medio. Aún así el joven relató que pese a que eran "muy unidos", ya que apenas los separaban unos pocos meses de diferencia con su hermana mayor, ella nunca le había contado nada sobre su relación con Nicolás, "porque era muy reservada".

"Siempre estábamos juntos y pendientes del otro. Porque mi otra hermana es más cerrada", destacó a este medio. Además, hacía unos meses que Carlos vivía en la casa de Gladys junto a su familia. Incluso el día en que ocurrió el crimen, él se había ido unas horas antes de la vivienda, camino a su trabajo como ayudante de cocina.

Aún así manifestó "estar sorprendido" por el fatal final de su hermana, ya que según afirmó "García nunca mostró una actitud sospechosa". "Nunca me imaginé que iba a hacer una cosa así. Ni me esperaba que pase esto", sentenció. 

El crimen fue descubierto en la tarde del jueves pasado en un domicilio del barrio Carmen Salas, a donde policías llegaron para averiguar que había pasado con Paz, quien no presentó a trabajar, indicaron fuentes judiciales.

La puerta estaba cerrada y la moto de García no estaba. Los familiares también estaban preocupados porque no respondían las llamadas. Al ingresar, los policías encontraron el cuerpo de la mujer con evidentes signos de haber recibido disparos de un arma de fuego.

Desde ese momento, el personal policial comenzó a buscar a García, principal sospechoso del femicidio, y marido de la víctima, con quien tenía un hijo pequeño. Descartaron que el chico haya presenciado el brutal crimen, ya que estaba en casa de sus abuelos maternos cuando ocurrió todo durante la madrugada del jueves.

Los investigadores, por su parte, siguieron el rastro del acusado, de 28 años, hasta la capital provincial. Antes, habría hecho una parada en la casa de un familiar para deshacerse de su uniforme, aunque tendría en su poder el arma reglamentaria. Interviene en el caso el fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra.

Te puede interesar