Madre de California acusada de permitir que hijo adolescente y amigos organizaran fiestas sexuales y de bebida

Mundo 17 de octubre de 2021 Por Artista Invitado
A los adolescentes se les dijo que mintieran sobre los eventos en los que menores fueron agredidos, según un tribunal.
newFile-3

Una madre de 47 años fue acusada de permitir que sus hijos adolescentes organizaran fiestas de sexo y bebida en las que supuestamente se agredió a menores y de las que también se le acusa de presenciar. Shannon Marie O'Connor, de Los Gatos, California, fue arrestada el sábado en Idaho y acusada de "poner en peligro o dañar la salud de un niño".

Según un tribunal del condado de Santa Clara, O'Connor permitió que sus dos hijos adolescentes y sus amigos bebieran y tuvieran relaciones sexuales en las fiestas que se llevaron a cabo en su casa entre septiembre de 2020 y febrero de 2021.

O'Connor fue acusada de suministrar alcohol a sus dos hijos, de trece y quince años, y a sus amigos adolescentes, lo que les hizo “vomitar, no poder estar de pie y perder el conocimiento”. Otros se encontraban en estado severo de ebridad.

En una fiesta en diciembre del año pasado, se le acusó de permitir que una menor, llamada “Jane Doe” en la presentación, fuera agredida sexualmente por otro adolescente que también se encontraba en estado de ebriedad. Al parecer, obligó a la niña a entrar en una habitación con otro menor, a quien se le proporcionó un condón.

O'Connor les dijo a los adolescentes que no informaran a nadie sobre las fiestas. También les mintió a los padres de un niño sobre un golpe en la cabeza y el sufrimiento de una contusión cerebral al caer de una camioneta mientras se encontraba en estado severo de ebriedad.

También se mantuvo un grupo de Snapchat entre los hijos de la mujer y sus amigos, del cual O'Connor era parte, según las autoridades. Se alegó que pidió a los menores que visitaran su domicilio y bebieran en medio de la noche.

Christiana Hanks, investigadora del fiscal de distrito del condado de Santa Clara, escribió que creía que O'Connor había cometido "múltiples actos de abuso infantil que pueden causar graves daños corporales, lesiones o la muerte, agresión sexual y molestar o abusar sexualmente de un niño". También fue acusada de suministrar alcohol a menores.

Según el portal de noticias People.com, O'Connor permanece en la cárcel y está a la espera de ser trasladada a California desde su casa en Idaho. No estaba claro si tenía abogado.

Te puede interesar