Crisis climática: el Papa Francisco pidió actuar con "urgencia, valor y responsabilidad”

Mundo 06 de noviembre de 2021 Por Artista Invitado
“Al igual que tras la Segunda Guerra Mundial, hoy es necesario que toda la comunidad internacional dé prioridad a la puesta en marcha de acciones colegiadas, solidarias y con amplitud de miras”, abogó el sumo pontífice.
58157339_303

"No hay más tiempo para esperar; hay demasiados rostros humanos que sufren esta crisis climática!”, por ello, “debemos actuar con urgencia, valor y responsabilidad”. Este fue el sentido llamamiento del Papa Francisco a los participantes en la 26a sesión de la Conferencia de los Estados Parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se celebra en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre.

Está contenida en un mensaje en inglés —dirigido al presidente de la COP26— del que el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, leyó amplios extractos cuando se dirigió al Segmento de Alto Nivel reservado a los Jefes de Estado y de Gobierno en la Sala Plenaria Cairn Gorm de la ciudad escocesa la tarde del martes 2 de noviembre. 

En esta edición semanal del L ́Osservatore Romano en lengua española se publica el texto completo y oficial del documento pontificio. En el mismo, el Papa Francisco continuó expresando que: "Las heridas causadas a la humanidad por la pandemia de Covid-19 y el cambio climático son comparables a las resultantes de un conflicto mundial."

Prosiguió: "Al igual que tras la Segunda Guerra Mundial, hoy es necesario que toda la comunidad internacional dé prioridad a la puesta en marcha de acciones colegiadas, solidarias y con amplitud de miras. Necesitamos esperanza y valor. La humanidad tiene los medios para afrontar esta transformación, que requiere una verdadera conversión, tanto individual como comunitaria, y una voluntad decidida de emprender este camino."

"Se trata de una transición hacia un modelo de desarrollo más integral e integrador, basado en la solidaridad y la responsabilidad; una transición en la que también hay que tener muy en cuenta los efectos que tendrá en el mundo del trabajo. En esta perspectiva, debe prestarse especial atención a las poblaciones más vulnerables, con las que se ha acumulado una 'deuda ecológica', vinculada tanto a los desequilibrios comerciales con consecuencias medioambientales como a la utilización desproporcionada de los recursos naturales en su propio país y en otros. No podemos negar esto" finalizó la misiva del sumo pontífice.

Te puede interesar