Una nena de 8 años reveló en la escuela que su abuelo abusaba de ella

Policiales 19 de noviembre de 2021 Por Artista Invitado
La maestra citó a la madre de la víctima, quien hizo la denuncia. Conocé los detalles sobre cómo la menor de edad se animó a contar el infierno que padecía. Ocurrió en Tucumán.
comisaria-tucuman_x1x_1_crop1637337258511.jpg_1734428432

Una nena de 8 años dejó helada a su maestra y conmocionó al resto del alumnado al revelar el infierno que atravesaba, en una charla con compañeros de grado. La necesidad de desahogo quizá la haya llevado a contarlo. La niña manifestó, en una escuela primaria de San Miguel de Tucumán, que su abuelo abusaba de ella.

A través de la docente del colegio al que asiste su pequeña hija, ubicada en un barrio de la capital de la provincia norteña, una mujer pudo conocer el horror que sufría la chica y hacer la denuncia correspondiente.

La maestra de la nena la citó para manifestarle que, durante una charla con los chicos del grado, la nena de 8 años comenzó a llorar y contar lo que padecía por parte de su abuelo materno.

Momentos después de desahogarse con las lágrimas, la menor relató que, cada vez que su madre salía de su casa, su abuelo abusaba de ella. También pudo decir que esto sucedía desde aproximadamente dos meses.

Enterada de la situación, la madre de la víctima se presentó en la comisaría 6ta. y dejó asentada la denuncia en contra de su padre y abuelo de la niña, un hombre de 40 años.

Un caso similar que hace pocos días conmocionó a Tucumán

El 7 de noviembre detuvieron por presunto abuso sexual al padre de la nena de 12 años que había desaparecido en Tucumán y fue encontrada horas después en Córdoba junto a una adolescente de 15 y un hombre identificado como Gerardo “Porteño” Olmos.

Cartas escritas de puño y letra por la chica que era buscada fueron la primera pista firme que analizaron los investigadores. De esos textos, surgió la sospecha de que se hubiera ido por sus propios medios para escapar de los abusos sexuales que sufría en su casa por parte de quien terminaría arrestado.

Con el correr de las horas y el avance de la causa, avaló esa hipótesis un llamado telefónico que la nena de 12 años realizó a sus familiares para decirles que estaba bien y que no la buscaran más.

Te puede interesar