Nenita de 10 años fingió estar muerta para proteger a su hermanito en un tiroteo: el resto de su familia fue asesinada

Mundo 02 de julio de 2021
En los Estados Unidos, un hombre entró a la casa y mató a tres personas con un arma. La menor de edad recibió un disparo en el hombro, a pesar de eso su reacción fue rápida.
houston_x1x.jpg_1734428432

Una familia de Houston, Texas vivió una pesadilla la noche del miércoles, cuando un pistolero enmascarado entró a su casa y asesinó a tres de los presentes. En medio del tiroteo, una de las niñas se aferró a su hermanito de un año y pretendió estar muerta hasta que el asaltante se fue.

Con una herida de bala en su hombro, la menor de 10 años cerró la puerta principal con llave y realizó una llamada por FaceTime a su abuela para pedir ayuda. Tras ver la trágica escena, la mujer llamó al 911. La niña fue trasladada al hospital, donde una vez estable relató los sucesos a la policía

A las 10.30 de la noche, alguien tocó la puerta del 12100 Fondren Road. La madre, identificada como Donyavia Lagway, acudió a la entrada con su bebé de un año en brazos. La pequeña sobreviviente contó que el asaltante agarró del pelo a su hermano menor y lo arrojó, para después sentar a toda la familia en el sillón.

De acuerdo con el testimonio de la niña, el criminal procedió a disparar a cada uno en la cabeza, cobrando las vidas de Donyavia, su esposo Gregory Carhee y Harmony, una de las hijas de 6 años. Por un milagro, la pequeña de 10 esquivó el ataque y recibió el tiro en el hombro. Sin perder tiempo, agarró a su hermanito y pretendió estar muerta hasta que el hombre se retiró.

"Ella fue fuerte. Estaba herida. Pero mi bebé salió de la nada, de cualquier manera que tuviera, para hacer que las cosas sucedieran", dijo la abuela de la menor, Manda Lagway. "Solo quiero que todos sepan que mi bebé es una heroína. Mi bebé es una heroína", declaró a ABC13, a quienes también confirmó que con los padres muertos se encargará de criar a los niños.

Vecinos lloran la muerte de los tres integrantes de la familia, colocando globos en la puerta del departamento atacado y demandando a las autoridades acción frente a la tragedia. La subdirectora de la policía de Houston, Patricia Cantu, habló de la tragedia: “Esta fue una escena muy, muy trágica. Estamos enviando oraciones a la familia. Esta no solo fue una escena difícil para nosotros, sino también para la familia”.

Las fuerzas de seguridad iniciaron la búsqueda del criminal, caracterizado por la valiente menor como un hombre de unos 20 años con una mascarilla quirúrgica, y sospechan que la familia lo conocía ya que tocó la puerta. Una persona ya ha sido detenida, y la policía estaría buscando un segundo asaltante.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, prometió en una conferencia de prensa que su administración encontrará al culpable. Turner también se dirigió al segundo sospechoso: "El que no está detenido, no voy a decir tu nombre, pero tú sabes quién eres y nosotros también", dijo Finner este viernes. "Entrégate y enfréntate".

El trágico caso no es un incidente aislado: la ciudad enfrenta una histórica oleada de violencia, y en la última semana cinco niños sufrieron ataques con armas de fuego en la localidad. Algunos fueron rozados coincidentemente durante un tiroteo, pero otros fueron asesinados.

Te puede interesar