La misteriosa letra de "Un ángel para tu soledad", el último tema que tocaron Los Redondos

Espectáculos 04 de agosto de 2021 Por Artista Invitado
El 4 de agosto de 2001, los Redondos sorprendieron con la ejecución de un himno final. En esta nota, hablamos de la emblemática canción de "Lobo suelto, Cordero atado".
ultomo-show-redosndos-cordoba

El 4 de agosto de 2001 Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota darían el que sería su última show ante un estadio Chateau Carreras de Córdoba absolutamente colmado.

Después de 23 temas en los que hubo mucho lugar para el último disco “Momo Sampler” y también para clásicos, la arrasadora “Jijiji” parecía marcar el clásico final de la “misa ricotera”. Sin embargo (quizás a sabiendas que era “The Last Dance” ricotero), Indio Solari, Skay Beilinson y compañía volvieron a salir para tocar el último tema en vivo de su historia, la icónica y hermosa “Un ángel para tu soledad”.

Lamentablemente, ni de este tema de “Lobo suelto, Cordero atado” ni del resto del show hay registros disponibles en buena calidad.

La letra de “Un ángel para tu soledad”

 

Ya sufriste cosas mejores que estas

Y vas a andar esta ruta hoy cuando anochezca.

Tu esqueleto te trajo hasta aquí

Con un cuerpo hambriento, veloz.

Y aquí ¡gracias a Dios!, uno no cree en lo que oye.

 

Ángel de la soledad

Y de la desolación.

Preso de tu ilusión vas a bailar

A bailar, bailar.

 

Es tan simple así no podés elegir

Claro que no siempre ¿Ves?, resulta bien.

Atado con doble cordel el de simular

No querés girar maniatado.

Querés faulear

Y arremolinar, ¡oh no!

Medís tu acrobacia y saltás

Tu secreto es

La suerte del principiante

No puede fallar.

 

Alguna vez, quizás, se te va la mano

Y las llamas en pena invaden tu cuerpo.

Y caes en manos del ángel de la soledad

Y él ¡gracias a Dios!, tampoco cree en lo que oye.

 

Ángel de la soledad

Y de la desolación.

Preso de tu ilusión vas a bailar

A bailar, bailar.

 

Por mis pena baila

Y por tu soledad.

 

Las letras de los Redondos son conocidas por su hermetismo. En muchas no se puede identificar con claridad el tema o referente al que alude el Indio Solari. El temazo que cerró la historia de la banda no es una excepción.

Muchas posibles historias integran el universo significativo que rodea a “Un ángel para tu soledad”. Una de ellas indica que este era el nombre de un centro de rehabilitación a adicciones donde estuvo internado un amigo del Indio. Bajo esta premisa, el tema se referiría a esa institución y describe la desesperación que sufre una persona durante el periodo de abstinencia.

Otra tiende a significar a este tema como un himno cómplice entre los Redondos y los “pibes desangelados”, forma en la que más de una oportunidad se ha referido el Indio a parte de su público. En este sentido, la canción empieza con una frase que parece un pedido de Solari que las “misas ricoteras” no sean veneradas más de la cuenta: “Ya sufriste cosas mejores que estas”.

Otro aspecto a destacar de esta letra son los particulares verbos que utiliza el Indio. Puntualmente, las elecciones de “faulear” y “arremolinar” parecen llevar el significado hacia el lugar de una canción que habla propiamente de los shows que hacían los Redonditos.

En el deporte, “faulear” es hacer un foul. Alguno puede llevar esto hacia el lado de generar violencia, de querer dañar al otro con intención. En interpretaciones aún más peculiares, se ha llegado a decir que el tema estaba dedicado a Diego Maradona: “Doble cordel” podría referirse a la manera en la que Diego se ataba los cordones antes de salir a jugar.

Sin embargo, en el contexto de la canción y del disco (Lobo suelto, Cordero atado) “faulear” parece tener un significado más lúdico, no dañino. “Faulear” revela un momento de “estar suelto sin ataduras” ni represiones de ningún tipo, más teniendo en cuenta que está acompañado del verbo “arremolinar”.

Arremolinar” se aproxima a “remolino”, un movimiento veloz en el aire, que gira hacia arriba elevando lo que está en el piso. La palabra transmite inquietud, agitación, saltos, velocidad, vibración, cambios: probablemente, algo relacionado con el vértigo que se vivía en los pogos de los recitales de los Redondos. “Arremolinar” sería fluir, dejarse llevar por la corriente, por una oscilación producida en conjunto.

Fuente: minutouno.com

Te puede interesar