Jake Gyllenhaal dijo que filmar escenas de amor con Jennifer Aniston “fue una tortura”

Espectáculos 06 de octubre de 2021 Por Artista Invitado
El actor reveló además que la protagonista de Friends sugirió utilizar la “técnica de la almohada” para rodar las escenas íntimas de la película Una buena chica.
HP47JY5ZHNADNEBIX3YKEKJW3Q

Para Jake Gyllenhaal rodar junto a Jennifer Aniston la película Una buena chica, estrenada en 2002, “fue una tortura”. Sí, dos décadas después, el actor recordó cómo fue filmar junto a la estrella de Friends esa producción y remarcó que para él no fue una tarea fácil.

Durante una entrevista con The Howard Stern Show, el actor de Culpable admitió que por aquellos años estaba “enamorado” de su coprotagonista por lo cual le fue difícil encarar las escenas de amor debido a lo que sentía por la actriz.

“Filmar las escenas de sexo fue una tortura, sí, lo fue”, dijo Gyllenhaal en el programa sin perder el humor. Y aclaró: “Quiero decir, fue una mezcla de sensaciones. Las escenas de amor son incómodas porque quizás hay 30 o 50 personas viéndolas en el set. Eso no me excita”, continuó. “Es extrañamente mecánico y también es un baile, estás haciendo una coreografía para una cámara. Como en las escenas de una pelea, hay que coreografiarlas”.

El actor también explicó que durante el rodaje se recurrió a un particular método: “Se utilizó la técnica de la almohada. Eso fue preventivo y se usó generalmente cuando se trataba de una posición horizontal”. Tras ello, aclaró que la iniciativa fue de Aniston. “Creo que en realidad fue una sugerencia de Jennifer. Y fue muy amable al sugerirlo antes de que empezáramos... Me dijo: ‘Estoy poniendo una almohada aquí’. Eso fue todo lo que dijo”.

En La buena chica, la actriz interpreta a una empleada de un supermercado en crisis que comienza una aventura con un compañero de trabajo (Gyllenhaal).

Años atrás, Gyllenhaal ya había confesado su enamoramiento de la actriz por aquellos tiempos. De todas maneras, nada pasó entre ellos. Actualmente el intérprete mantiene una relación con la modelo francesa Jeanne Cadieu.

En tanto Aniston, que anteriormente estuvo casada con Brad Pitt y con Justin Theroux, dijo recientemente que está abierta a vivir nuevos romances. “Nadie de importancia ha llegado a mi radar todavía, pero creo que es hora. Creo que estoy lista para compartir con otro”, dijo recientemente la actriz de The Morning Show a radio SiriusXM.

No obstante, la estrella de Friends admitió que para conocer a otra persona prefiere un encuentro clásico. “Ni Tinder ni Raya, por favor. Soy una chica de la vieja escuela”, afirmó en referencia a dos reconocidas aplicaciones de citas. Más adelante, la actriz mencionó cuáles serían algunas de las cuestiones fundamentales que tendrían que darse para comenzar una relación y destacó que la “química” es un factor clave. “(Un primer beso) es bastante importante. Eso, y también la facilidad con la que fluye la conversación por primera vez. Ese es un buen indicador. Confianza, pero no arrogancia”, precisó.

Aniston también mencionó que busca a alguien que sea generoso y amable con la gente, así como una persona que lleve un estilo de vida saludable. “El estado físico es importante y no solo se trata de cómo te ves. Quiero estar por acá mucho tiempo y no estar en una silla de ruedas cuando tenga 80 años”, señaló la celebridad de 52 años.

En una entrevista anterior realizada por People, Aniston había destacado que le gustaría conocer a “alguien que no forme parte de la industria”. Cuando le repreguntaron si creía que era posible salir del mundo del espectáculo, ella contestó: “Por supuesto que creo que puede funcionar, absolutamente. Quiero decir, ya ha sucedido”.

Jennifer se casó y se divorció dos veces. Su primer matrimonio fue con Brad Pitt, con quien comenzó un noviazgo en 1998. A los dos años, pasaron por la iglesia y se separaron en 2005. Mientras que su relación con el actor y director Justin Theroux se inició en 2015 y concluyó en 2018.

Te puede interesar