Cómo hizo su fortuna Verónica Laffitte, la nueva novia de Fernando Gago que hoy se transformó en su sostén

Espectáculos 21 de noviembre de 2021 Por Artista Invitado
Hoy, el DT de Racing y su chica viven juntos en una mansión en Nordelta. Pero detrás de esta relación hay un pasado oscuro en el lado empresarial y sentimental.
f848x477-1126015_1183818_2232

El corrillo comenzó hace poco menos de dos meses. Pero parece una vida: para todo el mundo, Fernando Gago y Gisela Dulko eran una familia feliz, que nunca se iba a separar. Pero, en Los Ángeles de la Mañana, destaparon lo que era una verdadera olla a presión. “Gago y su mujer viven en un escándalo. Ella lo pescó en su cama con su mejor amiga y se están por divorciar”, contaron en el programa de Angel de Brito en los primeros días.

De allí en adelante la novela siguió: Dulko dejó la casa familiar en Nordelta, cambió a sus hijos de colegio (se fue a la paqueta zona de San Isidro), él dejó de ser el DT de Aldosivi de Mar del Plata y, lo que es más importante para nosotros, es que su amante dejó de ser tal y empezó a ser su “mujer”.

Sí, como lo lee. Allí el nombre de Verónica Laffitte tomó cada vez más fuerza, tanto que hoy la feliz pareja convive en una mansión que mostró en exclusiva MDZ en uno de los barrios más top de Nordelta, que le alquilaron a una de las mejores amigas de… ¡Dulko! Allí se los puede ver entrenando juntos, y muy mimosos casi siempre.

Pero el tema hoy tiene que ver con las cuentas bancarias, que no estarían del todo clara si hablamos de la familia Laffite. Ella fue presentada como una experta en danzas y emprendedora, que conoció a Gisela por compartir el colegio de sus chicos en Nordelta y de allí se hicieron grandes amigas.

Pero la buena posición social de Vero viene de mucho antes, y algunos dicen que la procedencia es más que dudosa. Y esto fue tema permanente en el chat de mamis de los colegios más poderosos de la zona norte de Buenos Aires. Y así lo hicieron saber a MDZ: “Son, como dijo el presidente de Uruguay, una manga de ladrones todos. Y ella se aprovechó mal de Dulko para usarla”.

“En el Barrio Los Castores no quieren a los Laffitte. Tengo un audio tremendo de lo que piensa una vecina del barrio. Me pidió por favor que le bluree la voz. Habla de los Laffitte. De Sierra, el marido de Vero, no habla porque me dijeron que es un tipazo”, sumó Cinthia Fernández en el aire de LAM.

“Es una familia de mafiosos, son todos ladrones y estafadores. Desde papá Laffitte hasta Mariano, el hermano. En cuanto a la hermana… la hermana es un gato, literalmente. Le gusta mucho la plata. Le gusta salir y enroscarse con tipos casados de mucha plata. Pedirle regalitos. Se divierte con eso aunque hace poco, antes de que se descubriera esto de Gago, era una mujer casada. La verdad, una vergüenza”, agregó la panelista de Ángel de Brito.

Este mega emprendimiento fitness que se abrió en la zona de La Bahía de Nordelta dejó varios heridos. “Los vecinos le tienen pánico porque toda la familia está flojita de papeles. Acá, para blanquear algo raro, armaron este negocio y se está empezando algo que podría terminar en una causa de estafa a cinco socios a los que les robado dólares. La familia tiene una especie de agencia de publicidad, que está bastante floja de papeles porque lavan y lavan”, le contaron a MDZ.

A pesar de todo esto, Gago decidió hacer oídos sordos y busca seguir con la relación con Verónica. Hace algunas semanas puso en venta su casa y le pidió a sus abogados que cierren de manera prolija su divorcio con Dulko. “No quiere tener problemas. Quiere ser lo prolijo que no fue en sus últimos años de casado”, le dijeron a MDZ.

Te puede interesar