Futuro: El impacto de la nave de la NASA contra un asteroide

Mundo 27 de septiembre de 2022 Por Artista Invitado
La nave espacial chocó de manera satisfactoria contra el asteroide Dimorphos a una velocidad de más de 20.000 kilómetros por hora. Vídeo de la nave kamikaze
E3O2EMKFC5ISDDF7BZVH36Q6CA
Dimorphos satélite de un asteroide más grande denominado Didymos

En un hecho histórico, la NASA desvió la trayectoria de un asteroide estrellando contra él una nave kamikaze. Fue una prueba de "defensa planetaria" que debería permitir proteger mejor a la Tierra de una eventual amenaza futura.

La misión de redirección de asteroides DART (dardo, en inglés) despegó en noviembre desde California y después de diez meses de viaje, la nave espacial chocó contra el asteroide Dimorphos, a una velocidad de más de 20.000 kilómetros por hora.

La nave es menor que el tamaño de un auto, sin embargo, el asteroide tiene unos 160 metros de diámetro, es decir la mitad de la altura de la Torre Eiffel. Hay que hacer referencia que, a diferencia de lo que ocurría en las películas "Armageddon" o "Don't Look Up", Dimorphos no representaba un peligro para la humanidad de ninguna manera. Su órbita alrededor del Sol pasa a solo siete millones de kilómetros de la Tierra en su punto más cercano.

"Es importante hacer esto antes de que descubramos una necesidad real", había dicho Andrea Riley, a cargo de la misión en la NASA. El momento del impacto resultó espectacular y se siguió en directo a través del canal de la agencia espacial estadounidense.

El momento del impacto

Según se explicó, no se trató de destruir el asteroide sino de empujarlo ligeramente con una técnica que se llama impacto cinético. Dimorphos es, en realidad, el satélite de un asteroide más grande denominado Didymos (de 780 metros de diámetro), que cumple su órbita en 11 horas y 55 minutos.

El objetivo resultó reducir la órbita de Dimorphos alrededor de Didymos en unos diez minutos, de acuerdo a lo indicado por la NASA. Este cambio se puede medir con telescopios desde la Tierra, observando la variación de brillo cuando el asteroide pequeño pasa por delante del grande.

El objetivo puede parecer modesto, pero esta prueba resultó crucial para el futuro, según especialistas, ya que se trató de comprender mejor cómo reaccionará Dimorphos, representativo de una población de asteroides bastante comunes, cuya composición exacta no se conoce.

Para alcanzar un objetivo tan pequeño, la nave se dirigió de forma autónoma durante las últimas cuatro horas, como un misil autoguiado. Su cámara, llamada DRACO, tomó en el último momento todas las imágenes del asteroide, cuya forma (redonda, oblonga, etc.) aún se desconoce. Lo hizo a un ritmo de un cuadro por segundo, visible en vivo en la Tierra con un retraso de solo unos 45 segundos.

Más noticias

ARCHI_948711Premios Oscar: Argentina 1985, preseleccionada para competir

BJQLtpDqz_1256x620__1Crisis: Toyota también suspende la producción de vehículos

el_mini_alberto_fernxndez_que_es_viral_en_las_redes_sociales_crop1664147786028.png_1833193316Furor: Un mini Alberto Fernández que baila electrónica

Te puede interesar